En junio, el uso de la capacidad instalada marcó el máximo del año

Por la mayor actividad, sumó 2 puntos interanuales, hasta 67,1%. La mejora es heterogénea. Los vinculados al agro y a la construcción, los que necesitan inversiones

0 120

A la mejora en el nivel de actividad industrial le siguió la mayor utilización de la capacidad instalada por segundo mes consecutivo en junio pasado, hasta alcanzar el nivel más alto del semestre. El uso de las instalaciones alcanzó el 67,1%, y quedó 2,2 puntos por encima del mismo mes del año anterior, informó ayer el Indec.

Se entiende que el promedio histórico es de un 70%, por lo que varios sectores, sobre todo los que requieren reconvertirse, podrán seguir creciendo logrando mayor eficiencia. En cambio, los vinculados al agro y a la construcción ya están necesitando inversiones para seguir creciendo.

Los sectores que incrementaron el uso de la capacidad instalada en términos interanuales fueron tabaco (a 76,1%), minerales no metálicos (76,7%), químicos (67,5%), caucho y plástico (65,8%), alimentos y bebidas (64,3%), edición e impresión (63,1%), metalmecánica excepto automotores (58,6%) y automotriz (55%).

Se mantuvieron estables refinación de petróleo (86,4%) e industrias metálicas básicas (73,7%).

En cambio, aumentaron la capacidad ociosa el sector de productos textiles (66,2%) y de papel y cartón (77%).

El secretario de Industria, Martín Etchegoyen, atribuyó el mayor uso de la capacidad instalada al crecimiento de 2,7% en mayo de la industria, que se consolidó con la mejora del 6,6% en junio. Se debió “a la normalización de la economía, el despegue de Brasil y las medidas que tomó el gobierno en favor de la industria”, dijo en un comunicado, al referirse a las medidas que redujeron la carga impositiva y al impulso de la obra pública.

El Indec explicó la mejora entre los productores de minerales no metálicos y de caucho y plástico por el dinamismo en la construcción, que impulsa la producción de cemento y otros materiales, como caños, perfiles y accesorios. En la industria de plásticos por la mayor demanda del sector autopartista y de la actividad agrícola (por la demanda de silobolsas).

En el caso de la edición e impresión, la vinculó al crecimiento en la impresión de envases y embalajes demandados por la industria, en particular, de la alimenticia. Y en el sector automotriz, al aumento de la producción de vehículos utilitarios.

“Estamos recién en el inicio de la recuperación. Nuestro objetivo es que sea un sendero de crecimiento duradero”, dijo a El Cronista, y previó que “el crecimiento se va a consolidar en los próximos meses”, porque ya observó en julio datos positivos en el sector de la construcción y maquinaria agrícola y entiende que continúa firme la demanda de autos y de motos.

Según indicó Fausto Spotorno, economista jefe de la consultora Orlando Ferreres, el promedio histórico de capacidad instalada desde 1987, sin contar 2002, es del 70,2%, por lo que, si bien está creciendo, “todavía tiene para recuperar”. Estimó que la industria crecerá 3% este año y que, con este nivel capacidad ociosa, “tiene espacio para crecer sin inversiones todavía”. En cambio, recordó que algunos rubros pueden demorarse porque requieren una reconversión, como la industria textil, calzado y electrónicos.

Para Etchegoyen, “en algunos sectores todavía hay margen para usar capacidad ociosa y en otros sectores empieza a tomar fuerza el proceso inversor, como el sector de maquinaria agrícola y de insumos para la construcción, que empiezan a tener dificultades porque la demanda tira, y tienen que aumentar la capacidad instalada”.

También podría gustarte

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.